Lo fascinante de un cielo estrellado es que se ve mejor cuando la noche es más oscura.